+

Curado

de la Prenda

+

     El Plastisol es una tinta inusual que no se seca al aire como las demás tintas de base acuosa. Si se deja destapada, o permanece en una pantalla días, semanas o hasta meses puede ocurrir que aún no se seque. 

     Esta propiedad la hace interesante para imprimir (sobre todo en máquinas automáticas). La total cura del Plastisol es realizada con acción del calor. Comenzará a secarse entre 82º y 121º C y estará completamente curado entre 138º y 160º C (promedio 149º C), dependiendo del tipo de Plastisol.

Horno de Banda

      Este equipo es indispensable en cualquier Serigrafía Textil, ya que solamente con él se puede garantizar el curado real de la tinta en las prendas.  El tiempo necesario de exposición al calor para curar el Plastisol depende de una relación de factores entre el espesor y tipo de tinta y el material del que está compuesta la prenda.

     Cuando el Plastisol es sujeto al calor constante y controlado, las partículas de la resina de PVC se hinchan y absorben el plastificante; en el momento que esto sucede se mezclan entre sí y forman un film continuo llamado elastómero. Este proceso es necesario para un verdadero curado de la tinta.

     Si no se alcanza la temperatura de cura la resina no absorbe el plastificante, y cuando se lave la prenda la tinta se va a caer (al principio se agrietará y luego terminará por desprenderse). Esto sucede frecuentemente en la serigrafía artesanal, donde la tinta se seca con una pistola de calor, ¡lo que no necesariamente significa que esté curada!

Flash de Presecado

     El uso del Flash permite que uno o mas colores de un diseño tengan un tacto seco antes de la impresión del siguiente color, se dice de estos colores que han sido “curados por flash”.

     Debemos tener presente que las tintas Plastisol requieren de una temperatura entre los 138º y 160º C para ser curadas y alcanzar sus propiedades óptimas de resistencia; y con el uso del Flash se llega a un rango entre 90º y 120º C, ¡aunque el Plastisol luzca seco al tacto aún no está curado! La temperatura que debe alcanzar la  tinta para conseguir este estado se conoce como “Temperatura de Gelificación o Fusión”

     En el caso del Curado de las Tintas Base Agua se tiene la gran ventaja de que pueden alcanzar ese estado simplemente exponiendo la prenda al aire libre entre 24 y 48 horas, después de aplicarles calor con una sencilla pistola (en caso de que se carezca del equipo necesario);  sin embargo en procesos de impresión con cantidades importantes el equipo de curado como los mencionados anteriormente vuelven a ser un recurso muy necesario.

En la palabra Info del menú superior, encontrará un desplegable con mas información valiosa y detallada que estamos seguros le interesará. Y si desea recibir en su correo cada publicación nueva de esta sección informativa, solamente debe llenar un pequeño formulario dándole click a la imagen "info" adjunta.