+

Tintas para

Serigrafía Textil

+

     Las tintas para impresión en Serigrafía Textil son sustancias pigmentadas de cierta viscosidad. Se componen de un pigmento (sutancia colorante), un aglutinante o "vehículo" (sustancia donde se dispersa el pigmento) y aditivos (estabilizantes, solventes, suavizantes, etc.).

     Existen diferentes tipos de tinta para la impresión textil, cada una con propiedades y características muy propias; las cuales detallaremos a continuación.

tinta plastisol

Plastisoles

     Los Plastisoles son tintas que utilizan como aglutinante una resina de PVC y un plastificante, por lo que requieren el uso de solventes. Tienen la ventaja de que no se secan en temperatura inferiores a 30º C por lo que pueden ser utilizados a temperatura ambiente en sesiones prolongadas sin causar inconvenientes en el proceso de impresión.

     Para su curado deben exponerse a temperatura constante entre los 145º C y los 165º C durante un tiempo determinado, por lo que las materias que componen el tejido utilizado como soporte para ser impresas deben resistir estas temperaturas. Incluso luego de ser curados los plastisoles se ablandan con el calor por lo que las prendas estampadas con estas tintas deben indicar temperatura máxima de lavado y planchado.

     Los plastisoles no se adhieren en sustratos no porosos como plásticos, metales o vidrio. En la impresión textil estas tintas no tiñen las fibras del tejido de base (como algunas de las tintas base agua), sino que las recubren formando un enlace mecánico con la fibra. Por esta razón se necesita un sustrato poroso para que penetren y se adhieran. En el estampado de tejidos sintéticos hidrófobos (los que repelen el agua) esto se puede subsanar aplicando previamente un fijador especial para este propósito. Dado que contienen solventes, los plastisoles requieren un cuidado especial en su manipulación y proceso de limpieza del equipo usado.

Tintas Base Agua

     Las Tintas Base Agua poseen una viscocidad mucho menor que el Plastisol, lo que facilita grandemente su paso a través de la malla con mucho menos esfuerzo al momento de imprimir. 

     El mayor cuidado que se debe tener al trabajar con Tintas Base Agua es evitar la posibilidad de que se sequen en la pantalla. La clave está en mantener la tinta en movimiento, previniendo una exposición estática al aire libre por largos períodos de tiempo. (si la impresión debe ser detenida por más de algunos minutos, el área de imagen de cada pantalla debe limpiarse y secarse).

     Si la tinta se seca dentro del área de la imagen en la pantalla, será difícil removerla de la malla; tanto así que se corre el riesgo de perderla.